MIS OBRAS

viernes, 12 de febrero de 2010

OLOR A PERFUME


Leí en una ocasión que entre los sentimientos y las esencias no existe la distancia, científicamente es correcto, según los expertos, cuando olemos algo sus moléculas externas viajan a través de nuestra cavidad nasal, el nervio olfativo recibe señales y es el encargado de llevarlas hasta el sistema límbico, ésta es la zona misteriosa donde residen las emociones, el ánimo, la memoria y la sexualidad.
A través de los estudios de aromaterapia, se han identificado ocho factores que pueden ser alterados por una fragancia: la sensualidad, la felicidad, la relajación, la estimación, la irritación, el estrés, la depresión y la apatía.

La magia de los aromas es capaz de evocar cualquier sentimiento, recuerdo o sensación que perfectamente es reconocida por cada persona en algún momento...

Esbozo una sonrisa cuando la casa huele a calefacción, porque me recuerdo de niña cuando me dejaban echar leña al fuego; recuerdo el olor a la playa y me gusta cerrar los ojos para ver las imágenes que tengo grabadas cuando las olas juegan con la arena; inspiro el olor que despide la lluvia y me pongo nostálgica pensando en los finales de verano, aquellos largos veranos de adolescencia cuando todos tumbados y entrelazados en el suelo veíamos las estrellas; a veces echo de menos el olor a tabaco unido a quedadas en cafés, tertulias, salidas nocturnas, música...; me llena de energía los olores de incienso y velas aromáticas...fueron tantas conversaciones, tantos planes, tantas risas, tantas noches...

¿Cuánta capacidad de poder puede tener un perfume? En el siglo XII la alquimia se interesó sobremanera por las virtudes de los perfumes y hoy en día la gran industria de la perfumería y de la cosmética presenta una fragancia para cada persona como si formara parte de su personalidad, no es rara la impresión instintiva de relacionar una persona con su perfume.
El perfume es una pócima que tiene el poder de seducirnos a través de nuestro olfato. Recordamos con sus fragancias algo o alguien como si lo tuviéramos delante y para nosotros mismos elegimos un aroma con el que nos sentimos identificados.

Los grandes clásicos de los aromas están los perfumes extraídos de las flores. El jazmín, las rosas, las gardenias y violetas, el azahar o la mimosa.
Los aromas orientales son los que más sensualidad y misticismo despiertan. El pachuli, la vainilla, la miel o la canela.
La virilidad se representa con perfumes aromáticos de lavanda, romero o artemisa

Georgia O´Keeffe, magnífica pintora, excelente creadora y asombrosa persona con una inusual inspiración y profunda intuición, tuvo una gran popularidad y relevante posición en el arte americano, no sólo por su obra pictórica, sino también por su singular personalidad; organizó su legendaria vida de forma muy personal, instalándose en la última etapa de su vida en el desierto de Nuevo México.

Su carrera artística se extiende durante más de medio siglo, entre el temprano modernismo americano y las tendencias abstractas de los años cincuenta y sesenta.
La imagen poco convencional para la mentalidad de la época de una artista desenvuelta y libre, con clara capacidad de abstracción, crea una admiración entre los galeristas, críticos de arte y artistas.
Tras su segunda exposición, organizada por Stieglitz en 1923, O´Keeffe avanzará en Nueva York hacia la fama. Su popularidad se basará, no en pequeña medida, en esta imagen de mujer fuera de lo común, que no corresponde el cliché habitual de la época.

La pintura de Georgia O´keeffe es, siempre, una respuesta inmediata a su entorno. En 1924, O´keeffe realiza las primeras de las enormes flores que ocupan toda la superficie del cuadro y con las que la mayor parte de las veces se verá asociada su pintura como si se tratara de un sello de ella misma, sólo entre 1918 y 1932 pinta más de 200 cuadros de flores, su arte se mantuvo fiel a su creencia en la fuerza y lo imperecedero de la naturaleza, cosa que deja bien patente en sus paisajes y naturalezas muertas. Su ideal de belleza –armonía, proporcionalidad y elegancia- encuentra su encarnación en el arte.

El reconocimiento a su relevante labor se expresará de diferentes modos. El Metropolitan Museum of Art adquirirá una de sus pinturas, se le conceerá un título de doctor honoris causa y será designada como una de las doce mujeres más sobresalientes de los últimos 50 años.

La gran pintora Georgia O´Keefe, llenó de esencia, de fragancia, de frescura y de originalidad el arte de su época.
Tuve la suerte de estar en Madrid en una de las mejores exposiciones que se han hecho de esta pintora y os aseguro que, en especial sus cuadros de flores tenían la magia suficiente para despedir ese olor a perfume que junto con toda la gama de colores y sus trazos entrelazados te envolvían sigilosamente.
Un placer para los sentidos...
Os presento mi sugerente obra: "OLOR A PERFUME"

OLOR A PERFUME

80 X 80 cm

Óleo sobre lienzo

8 comentarios:

CRISTINA dijo...

¡¡Qué bonitas son esas flores!!

Y es cierto, parece que llegara su olor, viendo los cuadros, aún en foto...lástima que yo no haya visto ninguno en vivo y en directo.

Saludos.

Roberto Marín dijo...

Pilar, coincido con todo lo que pusiste en esta nueva entrada, a mí siempre me ha pasado lo mismo, esos olores de la infancia o de la juventud muchas veces escondidos en vaya a saber que rincón de nuestra cabecita y que un día saltan y nos traen de vuelta tantos recuerdos. y ni qué hablar de aromas y fragancias de comidas, por no traer al comentario algo menos romántico que un perfume pero que, igualmente, son tan importantes. bueno voy a darte una opinión de tu cuadro, me parece que para tantos recuerdos lo veo con colores un poco frios, claro que lo que para mi pueden ser gratos recuerdos para otra persona no. igual la calidad no decae.muy bueno. besos
roberto

charo dijo...

Ay los olores, tu al igual que yo hemos tenido el privilegio de crecer en un pueblo. La tierra mojada, el maiz, por la noche, en el camino de la ermita,los amaneceres de las fiestas, etc. demasiado para los sentidos sobre todo si ibas con algun chico que te gustaba.Maravillosa y sufrida adolescencia. Cuantos recuerdos nos evocan los olores. Cada entrada te la curras un monton. Un beso

cardesin dijo...

Pilar
Un saludo!!! he estado viajando por tu espacio, y me ha gustado lo que he visto!! una obra cargada de sensaciones!!, y aromas
O´keeffe es una de las grandes artistas que admiro, por su comunion con la naturaleza que ha sido y sera la mayor fuente de inspiracion para un artista.
Un abrazo!!!!

isabel dijo...

Hola Pilar!!!
Gracias por tu visita y comentarios en mi blog....
Tengo que felicitarte, tienes un blog hermoso, no solo por tus palabras que de por si son un balsamo para los sentidos, sino tambien por el arte visual que en el
muestras...
Un abrazo

Roberto Marín dijo...

Pilar, ¿Ande estas, pintando?

Euphoria dijo...

Pilar, muy bueno el post, creo que has sido tán gráfica con las palabras como con los cuadros que has decidido incluir. Las flores son mi debilidad y las palabras también.
El olfato es un sentido increíble.
Gracias por recordármelo.

PILAR dijo...

*Cristina: Georgia O´keeffe es una de mis pintoras preferidas, tendremos que volver al Moma de New York para ver una de sus obras.
* Roberto: Me alegra te haga recordar...los colores del cuadro...intenté expresar el olor del perfume.Dificil.
* Charo: Crecer en un pueblo...infancia y adolescencia unidos a recuerdos...(suspiro).
*Cardesin: Gracias por visitarme y por tu sincero comentario,tenemos algo en común, la admiración por O´keeffe.
* Isabel: Me alegro te hayas pasado por mi espacio, gracias por tus encantadores comentarios.
* Roberto: Me faltan horas en el día para todos mis planes...en fin!!!
*Euphoria:Bienvenida a mi espacio, me alegra te guste,intenté entrelazar palabras color y olor.Un beso a tod@s