MIS OBRAS

domingo, 20 de marzo de 2011

MIRADA INTERIOR


Que paradójico resulta cerrar los ojos y mirar en tu interior y comprobar que la niña que fuiste todavía permanece ahí, con sus miedos, sus caprichos, sus sueños, su fuerza, su inocencia, su impaciencia, su inocencia, su rebeldía y su ilusión. La cuidas con cariño y con nostalgia sabiendo que cada día tiene que crecer y aprender.

Que gran prueba supone mirarte a los ojos frente al espejo cada mañana y preguntarte si todo va bien, si tu vida tiene sentido, si merece la pena según que sueños perseguir... y responder sinceramente sabiendo que hay una mirada interior a la que nada puedes esconder.

Que satisfactorio es ver una mirada brillante llena de ilusión y más cuando esa luz emerge de dentro, en conexión directa con lo dicta tu corazón.


“Entonces lo repito:

Los guerreros de la luz se reconocen por la mirada. Están en el mundo, forman parte del mundo, y al mundo fueron enviados sin alforja ni sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan acertadamente.

Los guerreros de la luz sufren por tonterías, se preocupan por cosas mezquinas, se juzgan incapaces de crecer. Los guerreros de la luz de vez en cuando se consideran indignos de cualquier bendición o milagro.

Los guerreros de la luz con frecuencia se preguntan que están haciendo aquí. Muchas veces piensan que su vida no tiene sentido.

Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque preguntan. Porque continúan buscando un sentido. Y terminan encontrándolo.”

PAULO COELHO
“Manual del guerrero de la luz”



MIRADA INTERIOR

Técnica Mixta

40 x 50 cm

6 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay que mirar hacia nuestro interior, para ver nuestras heridas, y notar como sangran cuando parecen estar cerradas.

Saludos y un abrazo.
Buen domingo.

charo dijo...

Nos da mucho miedo mirarnos dentro. Preferimos mirar hacia afuera y llenar nuestras vidas de cosas superficiales que nos anestesian nuestra capacidad de analisis. Cuando seamos capaces de mirarnos por dentro de verdad (sin anestesia ni nada) y venga la aceptacion y las ganas de luchar, entonces sera cuando nos convertiremos en guerreros de la luz. Ya sabes que este cuadro me llamo la atencion el día de la exposición. Un beso

inma valderas dijo...

Deberíamos hacer más caso a esa mirada interior a la que no se puede engañar. En ocasiones prestamos más atención a lo que nos dicen que a nuestras propias intuiciones, a lo que nosotros "vemos".

Me ha sorprendido tu nueva obra. Es muy expresiva, ese papel esconde un interior cálido, vivo y palpitante.

Un beso grande y ¡felicidades!

CRISTINA dijo...

Este cuadro me gustó mucho cuando lo ví en la realidad, pero aquí, de repente, me ha dado miedo. Ese rojo es como una herida...

Graciela dijo...

Yo veo un interior muy femenino, algunos recuerdos, alguna herida...es lindo mirarse por dentro sin miedo.
Besos.

Pitu dijo...

hola pilar! vaya, me has pillado en "plena" mirada interior. Desde luego debo seguir siendo una niña porque aún me asoman miedos, dudas o interrogantes. Parece que todavía me queda por crecer y aprender, como dices. Es mi sino. Qué acertado describir como "satisfactorio" encontrar una mirada brillante llena de ilusión (de LUZ) En algunos está siempre ahí, pero a veces tenemos la luz un poco apagada ¿no? y no avistamos bien...

A mí también me sorprendió el cuadro (para bien) Despertó algo en mí..un no sé qué maravilloso...